6 jun. 2014

Pastel de queso y chocolate

La receta de hoy la descubrí hace pocos días en la sección coleccionable de recetas de cocina de la revista "Pronto", y me gustó tanto el aspecto de la foto y lo sencilla que me pareció, que no tardé en cocinar este rico pastel. Aunque en la revista le llaman "pastel bicolor", yo prefiero llamarlo pastel de queso y chocolate, pues son los dos ingredientes básicos que lleva... Os dejo la receta y espero que os guste tanto como gustó en mi casa, que no duró ni 2 días...
Aunque la foto no le haga mucha justicia os adelanto que tiene una textura muy jugosa, no llega a ser un bizcocho ni un flan... no sé exactamente como definirlo, pero os digo también que la parte del chocolate recuerda mucho al brownie...

INGREDIENTES:

Para la masa de queso:
-1 huevo
-175 grs de queso de untar
-75 grs de azúcar
-40 grs de chocolate blanco
-30 grs de harina
-1 cucharadita de levadura química
-1 cucharadita de azúcar avainillado

Para la masa de chocolate:
-3 huevos
-110 grs de azúcar
-125 grs de chocolate de fundir
-110 grs de mantequilla
-40 grs de harina
-1 cucharada de cacao en polvo
-1 cucharada de levadura química

ELABORACIÓN:

-Empezamos haciendo la masa de queso, y para ello en un bowl batimos con las varillas el huevo, el queso de untar y el azúcar, hasta obtener una crema.
-Troceamos y fundimos el chocolate blanco al baño María o al microondas, y lo incorporamos a la mezcla anterior junto con el azúcar avainillado. Removemos bien con las varillas hasta integrar todo.
-Tamizamos la harina y la levadura y las añadimos a lo anterior, removiendo suavemente hasta deshacerlas bien.
-Reservamos la masa anterior y vamos con la de chocolate:  comenzamos fundiendo el chocolate junto con la mantequilla al baño María o al microondas, y reservamos.
-A continuación, en otro bowl batimos los 3 huevos con el azúcar hasta que blanqueen, y añadimos el chocolate fundido.
-Por último, tamizamos la harina con el cacao en polvo y la levadura, y lo añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien con las varillas hasta tener una crema homogénea y sin grumos.
-Ahora engrasamos un molde para tartas (redondo, cuadrado o como más os guste, pero que sea apto para el horno), y vamos echando por partes las dos masas, alternándolas, para crear un efecto marmolado, o en dos capas, como hice yo, y lo horneamos en el horno precalentado a 180º durante unos 40 minutos.
Desmoldarlo cuando esté templado y servir cuando esté frío. Podéis decorarlo como más os guste, con más chocolate, nata, frutos secos... pero yo decidí dejarlo así sin añadir nada más para no incrementar las calorías...
Espero que os guste, hasta la próxima!

7 comentarios:

  1. Buenas te cojo la receta que buena.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. yo tambien te la cojo jeje

    ResponderEliminar
  3. A mí me ha gustado mucho esta receta y el corte se aprecia muy bien. Buena receta Cristina. Gracias por compartirla, guapa. Besillos.

    ResponderEliminar
  4. Cristina le has puesto un nombre muy bien puesto, la verdad que tiene que ser un bocado delicioso, con esa mezcla de ingredientes todos ricos de verdad. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  5. que rico y vistoso, y seguro que lleno de sabor

    ResponderEliminar
  6. Cristina, bonita!
    Qué pastel tan original y qué bonito, tiene que estar realmente exquisito, además queda muy vistoso, me encantó!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  7. Lastima que no se haya inventado la degustación virtual.

    ResponderEliminar