27 mar. 2013

Torrijas con almíbar de vino

Por fín llegó la Semana Santa y por fin me he podido escapar unos días a mi casa a ver a los míos :), y como cada año hemos hecho las tradicionales torrijas, pero esta vez, en lugar se hacerlas como siempre rebozadas con azúcar y canela al final,o con leche, he querido cambiar y he probado a hacerlas con un rico almíbar de vino, basándome en la receta que vi en la página de www.isasaweis.com. Nunca las había probado así y nos han gustado mucho, así que os animo a hacerlas si no las habéis probado nunca de esta forma!

INGREDIENTES:

-Pan especial para torrijas o una barra de pan del día anterior (yo he utilizado 1 paquete de pan para torrijas)
-Leche (yo he necesitado unos 700 ml)
-Huevos (he gastado 5 medianos)
-Azúcar (al gusto)
-Aceite de girasol o de oliva suave para freír.

Para el almíbar:
-6 tazas de agua
-1 taza de vino blanco
-1 taza de azúcar
-2 ramas de canela
La medida de la taza es aprox. 250 ml.

PREPARACIÓN:

-Cortar el pan en rebanadas si no viene ya cortado, o como hice yo, podéis dividir el pan especial de torrijas a la mitad para que queden un poco más pequeñas y manejables.
-En un plato hondo, echar un chorro de leche y templarla unos segundos en el microondas, cuidando que no quede muy caliente. Y en otro plato hondo, batir los huevos. 
-Mojar en la leche tibia las rebanadas de pan, y después pasarlas por el huevo batido, y freírlas en abundante aceite caliente. Darles la vuelta para que se doren por ambos lados, y cuando estén listas, sacarlas de la sartén y dejarlas enfriar sobre una fuente, colocándolas sobre papel absorbente.
-Mientras se enfrían, elaboramos el almíbar  Ponemos en una cacerola grande el azúcar, el agua, el vino blanco y las ramas de canela, y lo ponemos a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y vamos bañando las torrijas en el almíbar, haciendo que se impregnen bien por ambos lados.
La receta original dice que se dejen cocer durante una hora las torrijas con el almíbar, pero yo prefiero simplemente bañarlas en éste durante unos minutos. Quedan con un sabor muy bueno y dulce, y jugosas.
Cuando las tengamos todas bañadas con el almíbar, las dejamos enfriar antes de servir, aunque tibias también resultan deliciosas. Se pueden servir con unas cucharadas del almíbar para que estén aún más ricas :)
Me despido deseando a todos que paséis una FELIZ SEMANA SANTA!! Hasta la vuelta!!

21 mar. 2013

Ensalada de nueces, rulo de cabra y manzana

Hoy quiero aprovechar para subir una receta más ligerita, antes de que lleguen los dulces de la Semana Santa...estoy deseando probar las torrijas, por eso hay que cuidarse estos días y esta ensalada está riquísima, la recomiendo 100%. No cito fuente, porque realmente surgió de mezclar cosas que tenía a mano en casa... me encantan las ensaladas y al menos 3 ó 4 veces por semana me como una (aunque eso sí, sin rulo de cabra y nueces...esta sólo es esporádicamente...)
Seguro os llama la atención que todas mis ensaladas llevan manzana,y nunca tomate, pues bien, os cuento el por qué como curiosidad: Odio el tomate natural, he intentado comerlo de todas las formas posibles pero no puedo... y a la hora de hacer la dieta me supone un problema porque le quito la gracia a las ensaladas, entonces se lo comenté al médico y me dijo que podía sustituir el tomate en la ensalada por una manzana, y desde hace años lo hago así, la manzana le da un sabor muy rico y diferente a cualquier ensalada :) Asi que si alguien tiene este mismo problema, puede hacer uso de esta sugerencia ...
No me enrollo más y voy al grano: a la receta.

INGREDIENTES: 

-Mezcla de lechugas variadas (yo uso brotes tiernos que vienen en bolsa de Hacendado)
-1 manzana grande (si es de las rojas mejor)
-2 ó 3 rebanadas de rulo de cabra
-unas nueces (yo usé unas 10)
Para el aliño:
-sal
-aceite de oliva
-vinagre de módena
-un chorrito de miel (opcional, sólo si quereis una vinagreta más dulce)

PREPARACIÓN:

-Lavar y picar las lechugas el gusto y colocarlas en una ensaladera.
-Cortar en cuadraditos el rulo de cabra, y trocear un poco las nueces (si son muy grandes), y la manzana, y añadirlo todo ello a la ensaladera con la lechuga.
-Por último aliñamos con un poco de sal, un chorrito de aceite de oliva y otro de vinagre de módena. 
Pero como sugerencia, si quereis una vinagreta dulce,que hace muy buen contraste con el sabor salado y sobre todo con el queso, podéis prepararla de la siguiente forma: mezclar una cucharada de vinagre con dos cucharadas de aceite y unas gotitas de miel, y emulsionarlo todo, añadirlo a la ensalada y removerlo todo muy bien para que coja el gusto del aliño.
Yo prefiero no añadirle la miel, pero queda riquísima igualmente :)

15 mar. 2013

Hojaldres de Astorga

He tenido esto otra vez unos días abandonado, mi semana ha sido frenética: Primero un examen el martes y después tuve que ir a hacer otro examen el miércoles en mi ciudad, así que no he tenido tiempo prácticamente de tocar el ordenador, pero poco a poco iré poniéndome al día, pues todavía me quedan muchas tareas pendientes, y como no he tenido tiempo de cocinar,  la receta de hoy la tenía por aquí sin subir desde hace tiempo, y me he acordado: se trata de los hojaldres de Astorga, uno de esos dulces que podemos hacer en cualquier emergencia, son muy rápidos de elaborar, económicos, y quedan exactamente iguales de sabor a los que venden por ahí, pero como siempre digo: lo hecho en casa siempre es mucho mejor ;) Además, si os gusta el sabor dulce mucho, estoy segura de que estos hojaldres os encantarán, pero no se puede abusar de ellos... es el único inconveniente que les veo :(
La receta la he visto en multitud de blogs, páginas, videos... pero yo me fijé en el video que puso Isasaweis en su página: www.isasaweis.com, que lo explica muy bien.

INGREDIENTES:

-1 lámina de hojaldre fresco
-500 ml de agua
-750 ml de azúcar
-3 cucharadas de miel
-unas gotas de zumo de limón

PREPARACIÓN:

-Colocamos en una superficie plana la lámina de hojaldre y la estiramos bien, si hace falta usamos el rodillo.
-Ahora la dividimos en pequeños rectángulos, de aproximadamente 6x4 cm, y le hacemos a cada uno un agujero en el centro. Yo lo hice con un descorazonador de fruta, y me quedaron del tamaño perfecto.
-Colocamos los rectángulos en la bandeja del horno,sobre una hoja de papel vegetal , y horneamos en el horno ya pre calentado a 200ºc con calor arriba  y abajo, y los dejamos unos 15-18 minutos, hasta que hayan crecido lo suficiente y estén dorados. Tienen que haber crecido bastante hacia arriba.
-Ahora preparamos el amíbar, poniendo en una cacerola grande el agua, el azúcar, la miel y el zumo de limón, y lo ponemos a calentar a fuego fuerte. Dejamos que reduzca a esta temperatura unos 5 minutos, y después bajamos el fuego al mínimo.
-Ahora iremos bañando en el almíbar, que seguirá en el fuego al mínimo, los hojaldres, dejando que se empapen bien por un lado durante unos 15 segundos, (cuidado con no tenerlos más de este tiempo) y dándoles la vuelta para que se empapen bien por el otro lado también. Los vamos sacando sobre un recipiente en el que puedan dejarse secar.
Los dejamos enfriar y que sequen un poco el exceso de almíbar, y entonces podremos comerlos. Veréis que sabor tan rico tienen y cómo se ablandan al bañarlos con el almíbar.

8 mar. 2013

Pan de hamburguesas

Como siempre digo, no me gusta demasiado comprar ciertos alimentos prefabricados o industriales, y todo lo que pueda hacerse en casa lo prefiero mil veces! así evitamos los aditivos, conservantes y demás compuestos artificiales que suelen llevar... Así que decidí probar a hacer el pan para hamburguesas y me sorprendió por lo fácil que resulta y lo que se parece al comprado en su aspecto, y con lo que me gusta a mi eso de hacer masas...estoy segura que lo haré a menudo :)
 Además, el sabor para mi gusto es mucho mejor que los industriales, con un toque un poquito dulce que no le encuentro al comprado. Y lo mejor es que se puede congelar si no se van a gastar todos en el día, pues si los pretendemos consumir días después sin congelarlos seguramente se pondrán duros. Yo congelé 4 panes y después los saqué unas horas antes de consumirlos del congelador y estaban como recién hechos, por tanto son muchas las ventajas que para mi gusto aportan, merece la pena hacerlos.
La receta la saqué de la página http://www.recetasdemama.es, que lo explica muy bien con un vídeo  por si tenéis duda con mis explicaciones.

INGREDIENTES:

-375 grs de harina (yo usé mitad de fuerza y mitad harina de trigo normal)
-20 grs de azúcar
-1 huevo 
-50 ml de leche tibia
-20 grs de levadura seca de panadería en pastilla (o su equivalente en sobre si es liofilizada: 1 sobre y medio)
-150 ml de agua
-22 grs de mantequilla a temperatura ambiente
-una pizca de sal
-Para el acabado: huevo batido y semillas de sésamo.

PREPARACIÓN:

-Batir el huevo como si fuese para una tortilla, y agregar la leche tibia. Mezclar y disolver dentro la levadura.
-Por otra parte, ponemos la harina en un bowl grande, y la mezclamos con el azúcar. Hacemos un hueco en el centro (forma de volcán) y añadimos la mezcla de huevo, leche y levadura. Removemos para integrar todos los ingredientes.
-Ahora iremos añadiendo poco a poco el agua, en función de la que vaya necesitando, pues podría ser que no necesitemos toda.Seguimos mezclando y amasamos en una superficie enharinada.
-Cuando tengamos una bola de masa homogénea, la aplastamos un poco con las manos y añadimos en el centro la mantequilla y la sal, y volvemos a amasar, para que se integren bien estos dos ingredientes, hasta que tengamos nuevamente una bola de masa lisa y elástica, que sea manejable y no se pegue a las manos.
-Dejamos reposar la masa al menos 1 hora, tapada y en un lugar cálido, hasta que doble su tamaño.
-Cuando haya levado la masa, la volvemos a amasar un poco para desgasificar, y la dividimos en 3 partes iguales. Estas 3 partes las dividiremos por la mitad, para obtener 6 panecillos. Damos forma de bola a cada una de estas partes, y después las aplastamos con las manos para que tengan la forma del pan de hamburguesa.
-Los colocamos en la bandeja del horno y dejamos que vuelvan a levar hasta que aumenten su volumen. Crecen bastante, por eso aconsejo ponerlos con suficiente separación en la bandeja.
-Cuando hayan levado lo suficiente, pintamos su superficie con huevo batido y ponemos por encima semillas de sésamo. Horneamos en horno precalentado a 200ºc, unos 15 minutos, hasta que estén dorados.

Dejar que se enfríen antes de comerlos, y en pocos minutos los tendréis listos. Están muy buenos si se tuestan un poco en la tostadora o en la sartén :)